Blog Popeye / Consejos para la siesta del bebé
17629
post-template-default,single,single-post,postid-17629,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Consejos para la siesta del bebé

Consejos para la siesta del bebé

El sueño del bebé puede ser un momento de descanso para ti y tu pequeño, pero hacer que el bebé se duerma durante el día puede ser todo lo contrario. Comprende los conceptos básicos de las siestas del bebé.

¿Cuántas siestas al día?

A los recién nacidos les lleva un tiempo adquirir horarios para dormir. Durante el primer mes, los bebés suelen dormir y despertarse durante todo el día, y tienen períodos de sueño relativamente similares entre comidas.

A medida que los bebés crecen, sus horarios de siesta normalmente se extienden y se vuelven más predecibles. Por ejemplo:

De 4 meses a 1 año. Después del período neonatal, es posible que el bebé tome siestas como mínimo dos veces al día (una vez a la mañana y una vez en las primeras horas de la tarde). Algunos bebés también necesitan una siesta a última hora de la tarde. Muchos bebés duermen siestas de tres o más horas en total durante el día.

De 1 año en adelante. En torno a esta edad, es probable que el bebé deje de dormir por la mañana y solo lo haga por la tarde, a menudo durante un período de dos a tres horas. Durante esta transición, considera adelantar media hora la siesta y la hora de acostarse de tu bebé para ayudarlo a adaptarse. La mayoría de los niños continúan durmiendo siestas por la tarde hasta los 3 o 5 años.

No obstante, recuerda que cada bebé es diferente y que sus horarios de siesta pueden variar considerablemente.

Para calmar al bebé

  • Crea el ambiente adecuado. Un ambiente oscuro, tranquilo, cómodo y fresco puede ayudar a incentivar a tu bebé a que duerma.
  • Lleva el bebé a la cama cuando esté soñoliento, pero despierto. Cuando al bebé se le caen los párpados, se frota los ojos y está molesto, es probable que esté cansado. Cuanto más esperes, estará más cansado y se pondrá más molesto, por lo que le costará más quedarse dormido.
  • Evita tener a tu bebé en brazos, mecerlo o alimentarlo hasta que se quede dormido. Con el tiempo, esta será la única forma en la que tu bebé se dormirá. Si tu bebé tiende a quedarse dormido en tus brazos después de comer, haz algo agradable inmediatamente después, como cambiarle los pañales o leerle un cuento.
  • Sé precavida. Haz que el bebé duerma boca arriba y despeja la cuna de mantas u otros objetos blandos.
  • Ten constancia. Tu bebé aprovechará al máximo las siestas durante el día si duerme a la misma hora todos los días y durante el mismo tiempo, aproximadamente. Por supuesto, es inevitable que no haya excepciones, pero esto no perjudicará a tu bebé.

Fuente: Clínica Mayo.