Blog Popeye / Cómo enfrentar las picaduras en la piel
17549
post-template-default,single,single-post,postid-17549,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo enfrentar las picaduras en la piel

Cómo enfrentar las picaduras en la piel

En época estival, la mayor cantidad de actividades al aire libre como deportes, paseos, camping, vacaciones en playas o campo, exponen a nuestros niños a la eventualidad de sufrir una picadura de insecto en la piel.

En la mayoría de los casos, las mordeduras y picaduras de insectos tales como pulgas, zancudos, mosquitos, chinches, garrapatas, arañas, hormigas, abejas, avispas, tábanos u otros insectos, pueden ser tratadas en casa fácilmente.

La gran mayoría de las personas, después de sufrir una picadura, experimentan dolor en la zona, enrojecimiento, inflamación y prurito o picazón en la piel. Sin embargo, además de estas reacciones habituales, algunas personas pueden tener reacciones alérgicas graves que requieren atención médica de urgencia. Estas reacciones pueden aparecer en cuestión de minutos y comprometer todo el cuerpo manifestándose con ronchas, prurito y enrojecimiento generalizado.

Si aparecen síntomas como dificultad para respirar, inflamación de cara o cuello y sensación de opresión en el pecho se debe buscar asistencia médica de forma urgente.

Qué hacer

  1. Tranquilizar a la persona y mantener la calma.
  2. Quitar pulseras, anillos y artículos que puedan comprimir, ya que el área afectada se puede inflamar.
  3. Quitar el aguijón, si está presente, raspando la zona con un objeto de borde recto (tarjeta de crédito). No utilizar pinzas, ya que éstas pueden apretar el saco del veneno y aumentar la cantidad de veneno liberado.
  4. Si se trata de una garrapata: Usando unas pinzas, sujetar la garrapata lo más cerca posible de la piel, luego tirar suavemente hacia afuera hasta que la garrapata se suelte. No torcer ni tirar súbitamente porque puede desprender la cabeza o partes de la boca de la garrapata. No colocar ninguna sustancia química sobre la garrapata ya que puede ser muy peligroso y no tiene utilidad.
  5. Lavar el área afectada con agua y jabón.
  6. Poner hielo en el sitio de la picadura o mordedura (envuelto en un trozo de tela) por algunos minutos, retirarlo y repetir el proceso.
  7. No se recomienda succionar la herida para intentar extraer el veneno, ya que esta medida no es eficaz e incrementa el riesgo de infección al introducir la flora bacteriana bucal a la herida.
  8. No aplicar torniquetes.
  9. Mantener las uñas del niño cortas, para evitar que el rascado ocasione lesiones o infecte la piel.
  10. Consultar con su médico, quién podrá recomendarle algunos medicamentos en caso que sea necesario.

Prevención

  • Utilizar ropa clara y de manga larga. (pantalones, camisas manga larga)
  • Evitar usar perfumes, jabones o lociones con aromas dulces.
  • Evitar usar ropa con figuras florales o colores llamativos.
  • No caminar descalzo sobre el pasto.
  • Utilizar repelentes para insectos en la piel que queda al descubierto.
  • Evitar los lugares en los que haya colmenas o avisperos.
  • Si realiza comidas al aire libre recolecte adecuadamente la basura y manténgala en recipientes cerrados herméticamente.
  • Aquellas personas que tienen alergias severas a picaduras o mordeduras de insectos deben llevar consigo un botiquín de emergencia indicado por su médico.

No olvide  llamar al Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica CITUC, teléfono 6353800, que funciona todos los días del año, las 24 horas del día. Personal experto le entregará la información necesaria y las medidas a seguir en caso de emergencia.

Fuente: CITUC.