Blog Popeye / Cómo las cremas ayudan a combatir el paso de los años
17699
post-template-default,single,single-post,postid-17699,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo las cremas ayudan a combatir el paso de los años

Cómo las cremas ayudan a combatir el paso de los años

Cuando nos miramos al espejo y descubrimos que nuestra piel ya no tiene el brillo de antaño, está deshidratada, con manchas y finas arrugas, nos preguntamos qué hacer.  Hoy existen cuidados con cremas elaboradas con diferentes componentes que pretenden combatir las señales del tiempo, logrando una piel hidratada, firme y suave.

“Están los suplementos de cremas a base de vitaminas y minerales, combinando la soya, vitamina C, licopeno, entre otros. Su función es reconstruir las fibras  que sostiene  la piel. Es lo que conocemos como el famoso y querido colágeno. Además, estimulan la elasticidad y mantienen la humedad”, explica la doctora Rosalia Coelho, docente de la Escuela de Medicina de la U. Andrés Bello.

La dermatóloga agrega: “estos productos son indicados para quien vive en centros urbanos y con más de 30 años de edad, cuando la piel inicia su pérdida de elasticidad y firmeza. Son los famosos Nutracéuticos (tienen una acción farmacológica-medicamento/cosmético y también un complejo vitamínico). Hay uno específico para cada paciente, ya que depende del tipo de piel, edad y necesidad”.

Cremas y dieta

Gran parte del aspecto de la piel obedece directamente a los cuidados que le dispensamos con productos como las cremas. Pero también se deben tener precauciones como evitar la exposición al sol sin protección, el aire acondicionado, el tabaco, la contaminación ambiental o un estilo de vida inadecuados como la mala alimentación.

Una dieta y un estilo de vida equilibrados serán grandes aliados para que luzca sana. Además del agua, las vitaminas (como la A, B, C y E) no deben faltar en nuestra alimentación. Lo mismo puede decirse de minerales como el selenio, el zinc o el hierro.

“Teóricamente, una dieta equilibrada  es suficiente para nutrir la piel. Pero no podemos olvidarnos de los otros factores como el sol, viento, cigarros y polución, que deterioran las células, causando arrugas precoces y pérdida del brillo natural”, dice la dermatóloga.

Consejos para elegir

  • Lea las etiquetas de los productos que usted va a adquirir.
  • Antes de comprar su crema anti-arruga, consulte a su dermatólogo para comprobar si existen ciertas sustancias químicas a las que usted puede ser alérgico.
  • Los párpados, el contorno de los ojos y de los labios son las zonas más vulnerables. Para ellos lo ideal es una doble hidratación a la mañana y a la noche, con cremas específicas para estas áreas.
  • Las máscaras son excelentes para hidratar y alisar la piel. Existen muchas variedades que cumplen distintas funciones.
  • Con estos tratamientos se puede empezar a cualquier edad, lo que evitará inconvenientes en un futuro.
  • Si el objetivo es un efecto anti edad no todos los componentes de las cremas son buenos. Por ejemplo, la vitamina A suaviza la piel pero es ineficaz para mejorar arrugas. Otro ejemplo es el aloe vera, que es un excelente descongestivo y calmante pero poco efectivo para alisar surcos.
  • Después de los 30 años la frecuencia de las aplicaciones debe ser de al menos dos veces al día.